blog-hd

Conoce de Salud

Salud emocional: el COVID-19 no borra nuestra sonrisa

16/07/2020 11:00:00 AM / por Plan Seguro

Estamos seguros que en los últimos meses el coronavirus (COVID-19) ha cambiado tu estilo y forma de vida. Sin embargo, no hay que permitir que borre nuestra sonrisa. Hoy te hablamos de la importancia de la salud emocional ante este tipo de situaciones. 

¿Por qué es necesario cuidar tu salud emocional durante la pandemia? Seguramente alguno de estos pensamientos han rondado tu cabeza en algún momento de la cuarentena: ¿qué haré si me contagio de COVID-19?, ¿ya podré regresar a trabajar?, ¿hasta cuándo terminará todo? Toma en cuenta que al mantener uno o varios de estos pensamientos en tu mente por horas, o hasta días, puede ser perjudicial para tus emociones.

Es probable que la pandemia de COVID-19 haya modificado muchos aspectos de tu cotidianidad, pero justamente por ello es indispensable mantener tu mente y emociones en paz, una de las mejores opciones es buscar actividades que te despejen, fomenten tu creatividad, te sirvan de distracción y en algunos casos se requiere de asesoría psicológica. Toma en cuenta que los planes de salud ya cuentan con este tipo de servicios vía remota. 

Que las emociones negativas no te ganen

Hasta cierto punto es entendible que el aislamiento social, el no poder convivir con muchas personas y el no sentirte seguro al salir a la calle, provoque en ti momentos de ansiedad, crisis de angustia  y hasta miedo, la cual también se contagia. Sin embargo, para mantener tu sonrisa y salud emocional intactas, lo principal es entender lo que estás sintiendo.

De acuerdo con datos del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, los sentimientos que más han expresado los mexicanos durante la contingencia sanitaria por COVID-19 son los siguientes: miedo, ansiedad, preocupación, angustia, incertidumbre y tristeza.

2545522

¿Qué puedes hacer para cuidar tu salud emocional?

1. Reconocer las emociones: Suena algo básico, pero si no aprendes a distinguir lo que sientes y le das un nombre, difícilmente podrás iniciar con el proceso de llevarlas por un camino en el que no sean contraproducentes.

2. Adoptar hábitos de cuidado: Así como varios de nuestros hábitos se han modificado, es buen momento para integrar algunos nuevos en donde el cuidado de tu mente y cuerpo sean una prioridad. Enfócate en la prevención de enfermedades.

3. Evitar el exceso de información: Es bueno que te mantengas al tanto de la situación, pero modera la cantidad de datos y el tipo de noticias que consultas, ya que recibir mucha información puede no solo saturar tu mente sino contaminarla. Recuerda en darle prioridad a las fuentes oficiales y aquellas que ponen el origen de la información que comparten.

4. Mantén una actitud y pensamientos positivos: Es común en momentos de crisis nuestros pensamientos se centren en lo negativo. Sin embargo, siempre hay aprendizaje y crecimiento detrás de situaciones como esta, búscalos y propícialos, puede ser mediante estímulos como la música, el ejercicio u otro factor que te haga sonreír.

5. Practica tu respiración: Deténte un momento y respira, algo tan sencillo como esto puede tranquilizarte en un momento difícil. Comienza dándote de 5 a 10 minutos al día.

6. Haz cambios en tu hogar: Organizar tus cosas en casa, redistribuir ciertos espacios para la convivencias e implementar dinámicas con el resto de las personas con las que convives es una excelente opción para aprovechar el tiempo, sentirte productivo y despejar la mente de lo negativo.

Recuerda que, ¡tu salud es hoy! Y en Plan Seguro nos preocupamos por ti y por las personas que amas, por ello, nuestros planes de salud incluyen servicios de atención psicológica y acceso a consultas con médicos especialistas (costo preferencial dependiendo del tipo de plan que contrates). Nosotros te cuidamos desde el primer día.

Fuente:

Temas: Salud

Plan Seguro

Escrito por Plan Seguro

    Agentes
    Nueva llamada a la acción
    Nueva llamada a la acción
    Cuidado de la salud para un bienestar familiar
    Seguros de Salud y Gastos Médicos Mayores en México